Desde la antropología al turismo sostenible. El patrimonio cultural de los pueblos indígenas de Tarapacá como Destino turístico

 

El contexto único que la biodiversidad de los recursos existentes en la Precordillera y el Altiplano chileno representan, además de la fragilidad y singularidad de los mismos, su condición escénica altamente atractiva y la relevancia de sus capitales culturales, hace necesario generar un proceso de intervención que, incorporando además el Tratado 169 de la OIT y las diversas normativas nacionales e internacionales existentes para la protección de los derechos económicos, sociales y culturales, DESC, de los pueblos indígenas, en este caso de los pueblos Aymara y Quechua, lo que refuerce su condición  de destino turístico de alta demanda por parte del mercado europeo y norteamericano, en donde la gestión del patrimonio turístico y su puesta en valor se encuentre en manos de las propias comunidades indígenas en conjunto con otros actores locales e internacionales ligados a la actividad del Turismo.

Una de las principales brechas que presenta el turismo indígena, gestionado por indígenas o aquel que se realiza en territorios indígenas, es la falta de Capital Humano que pueda administrar y poner en valor sus capitales sociales y culturales.

La Universidad Tecnológica de Chile se ha propuesto trabajar en este sentido, poniendo a disposición de esta iniciativa una serie de capitales institucionales para propender al desarrollo con identidad de de la macrozona norte y sus habitantes, ligados a las actividades turísticas y de emprendimiento con identidad.

•       Marco Teórico: Repasa el concepto de etnodesarrollo formulado en tesis doctoral de 1993 y coformulado la CEPAL en 19951 y su validez para generar hasta hoy día instrumentos que generen productos turísticos con calidad e identidad por parte de los pueblos indígenas andinos que pueblan este territorio.

•       Problemas o brechas a superar: Fundamentalmente la falta de conectividad entre una iniciativa comunitaria y otra para generar un circuito turístico inter ADIS e intercomunidades y la falta de productos turísticos acabados y con buen nivel de estándares de carácter receptivos pensados para un público heterodoxo de carácter nacional e internacional. 

•       Que se PODRÍA hacer en Tarapacá: Generar Sinergias relacionales en torno al etnodesarrollo indígena. Fortalecer la formación de Capital Humano indígena, así como la formación en gestión de destinos turísticos comunitarios,  generando circuitos intra e intercomunidades alentando este proceso sinérgico. Se trata de negociar procesos combinados de gestión sostenible con touroperadores de turismo cultural, obteniendo beneficios económicos y sinérgicos relacionales con el operador no indígena y el “visitante”.

 

•       Finalmente todas estas acciones se deben reforzar con la generación de productos turísticos terminados de calidad y con identidad, que pongan en valor el patrimonio de los pueblos indígenas de la Región de Tarapacá.

 

 

 

1Durston, John; Muñoz, Bernardo: “El etnodesarrollo de cara al Siglo XXI”.

Autores: Bernardo Muñoz

 

PALABRAS CLAVES:

 

Corresponde al Simposio: Políticas de reconocimiento de pueblos indígenas e investigación social.