La relación de la comunidad aymara y el agua en los humedales de la Comuna de Pica de la Región de Tarapacá

 

Los humedales de la Región de Tarapacá forman parte del patrimonio natural y cultural de Chile proporcionando servicios ecosistémicos que permiten el desarrollo local -provisión de agua, pastos para el ganado, atractivos turísticos, valores culturales-, constituyen hábitats relevantes para la biodiversidad -refugio, alimentación, reproducción- y funcionan como corredores biológicos de primera importancia para la migración altitudinal y regional de especies, principalmente aves. En torno a ellos viven los Aymaras del Altiplano de Pica, organizados en pequeños núcleos familiares pastoriles, que se ubican en Laguna del Huasco, Collacagua, Lirima y Cancosa. El problema del agua en Chile y específicamente en el Norte se relaciona con el derecho jurídico, las grandes empresas y el cambio climático, los cuales traen consecuencias perjudiciales para las culturas andinas, como la Aymara, que tienen una cosmovisión y actividades de subsistencia que ancestralmente se relaciona con dicho elemento. En sí, el agua es un elemento de diversidad natural que está ligado a la multiplicidad productiva y a los sistemas de vida, así como también acompaña la diversidad cultural. Por lo general, en el norte de Chile se ha investigado y caracterizado a las comunidades Aymaras y el recurso hídrico por su conflictividad o potencial productivo, soslayando la relación de las comunidades con el agua desde la perspectiva de las propias comunidades con sus categorías culturales. Por esto este trabajo pretende comprender la lógica de esas comunidades con sus recursos, ya que se considera que esta es la única forma para entender y resguardar sus formas de vivir, pensar y sentir. Entonces, tenemos como premisa que para hablar del agua y la biodiversidad se debe comenzar desde la comprensión de las implicaciones culturales que estos recursos suponen para las poblaciones locales. La relación de la comunidad Aymara y el agua en los humedales de la comuna de Pica de la Región de Tarapacá, se desarrolla en este estudio desde tres ejes:   Primero, desde la actividad pastoril, una de las actividades de subsistencia que se ha realizado desde antes de la conquista española y que se ha conservado hasta nuestros días. Esta tecnología ancestral aymara ha expresado un modo de relación con la naturaleza, productiva y sustentable, basada en la conservación histórica de los bofedales, el manejo cuidadoso del agua y la domesticación de camélidos. El segundo eje son los rituales, ya que es sabido que existen costumbres ancestrales asociadas al recurso hídrico como limpia canales, ritos para pedir lluvias, ceremonias para aumentar el caudal de las vertientes. Donde concurren en intima interrelación, aspectos económicos, sociales e ideacionales, representando un espacio clave donde se recrea la cultura e identidad de estos pueblos. Tercero, el fenómeno del cambio climático, donde el foco es comprender si las comunidades reconocen un cambio en el clima y si esta influye en la relación que ellos tienen con el agua.

 

 

Autores: María Francisca Basaure Sandra Leiva /

 

PALABRAS CLAVES: naturaleza

 

Corresponde al Simposio: Naturalezas contestadas: subjetividades medioambientales y nuevas fronteras socio-naturales en las disputas ecológicas contemporáneas